NUESTRO BLOG

0 alt text

La infraestructura IT empresarial evoluciona hacia la Cloud privada.

La infraestructura IT empresarial evoluciona hacia la Cloud privada.

 La Nube privada ofrece a las empresas un nuevo modo de gestionar su Big Data. Cuando se valore la posibilidad de implantar una solución empresarial basada en Cloud privada hay que tener en cuenta que el Cloud Computing es una combinación de distintas tecnologías, conocer los elementos esenciales que componen un entorno Cloud resulta imprescindible a la hora de decidirse por un entorno de  Cloud privada.

1.-Recursos

Los administradores de un entorno de Cloud privada deberán tener en cuenta la monitorización  e idoneidad de los siguientes recursos:

-RAM utilizada.

-Uso de CPU

-Número de escritorios virtuales que se desee instalar.

-Las métricas de almacenamiento.

-Los Racks del Data Center.

-Métricas de Networking.

 2.-Seguridad

En los entornos de Cloud privada se hace aún más necesaria, si cabe, la seguridad debido principalmente a la implantación de entornos BYOD; cuando existen múltiples dispositivos en uso por diferentes usuarios cobra más fuerza establecer sistemas de seguridad que protejan la información tratada. Los administradores utilizan tanto la detección temprana de alertas, los mecanismos de prevención de pérdida de datos y las listas de control, entre otros, para prevenir cualquier incidencia.

 3.- Banda Ancha

La Cloud privada requiere de una banda ancha con potencia suficiente para que todos sususuarios se conecten a la red, la monitorización facilitará el acceso de todos ellos tanto si se conectan desde la red local como de la red amplia. Es recomendable utilizar tecnologías inteligentes de optimización de red, así como redes de software definido que permitan controlar el flujo de información consumido en cada momento.

4.- Usuario final.

En los entornos de Cloud privada se requiere la monitorización de la actividad de sus distintos usuarios; el control de sus tiempos de conexión, los periodos de latencia, los tipos de dispositivos desde los que acceden a la red y el punto desde el que acceden a la red facilitará a los administradores que todos los usuarios tengan pleno acceso a los recurso s necesarios para el desarrollo de sus tareas encomendadas.

5.-Almacenamiento

Como el almacenamiento tiene un coste elevado resulta esencial para las organizacionesgarantizar el correcto uso de su capacidad de almacenamiento. La virtualización de los entornos en la Nube exige a sus administradores la monitorización de los consumos  utilizados en cada momento así como el número de conexiones concurrentes y de los IOPS dedicados que existan.

Los entornos de Cloud privada ofrecen a empresas y organizaciones flexibilidad, eficiencia y seguridad, así como reducción de costos de sus plataformas IT. Por todos estos motivos resulta una de las soluciones más demandadas actualmente por las empresas que desean optimizar sus costos IT al tiempo que consiguen ser más competitivas en sus áreas de negocio.

 

 

 

0 alt text

Recovery&DataCenter_XS

Data Center, pieza clave para la recuperación ante desastres.

Uno de los temas más tratados en las empresas versa sobre el uso del Data Center como elemento principal para la recuperación ante desastres. Los Data Center como medio para la recuperación ante desastres eran, hasta hace muy poco, sólo asumibles por grandes empresas; la evolución tecnológica posibilita que las pequeñas y medianas empresas puedan disponer de esta fórmula a precios muy asequibles mediante outsourcing de sus plataformas locales.

El Cloud Computing, la virtualización y la recuperación de datos juegan un papel importante en la recuperación ante desastres ya que la idea de conseguir más rendimiento a menor coste es muy atractiva para cualquier organización.

Veamos los factores que contribuyen al uso de los Data Center como elemento para la recuperación ante desastres:

1.-Gestión global del tráfico.

Con la implementación de mecanismos de gestión global del tráfico se mejora el rendimiento y disponibilidad de las aplicaciones al dirigir a los usuarios a los entornos más cercanos o con mayor rendimiento. Gracias a esta gestión global del tráfico resulta mucho más fácil el manejo de Big Data.

La digitalización de los negocios a nivel mundial exige que se dispongan de sistemas inteligentes de administración del tráfico. Estas tecnologías contribuyen a mejorar el control de la experiencia de los usuarios, dirigen y coordinan el tráfico, ganando así visibilidad, al tiempo que se administran las direcciones IP de manera eficiente.

2.-Redes definidas por Software o Software -Defined Networking (SDN)

Trabajar con software virtualizado es en definitiva una manera de hacer las cosas más sencillas. Si a la facilidad con que se pueden crear multitud de conexiones virtuales le añadimos la posibilidad de controlar el tráfico, la implementación de seguridad virtual y la calidad de los servicios tenemos como resultado una tecnología muy valiosa.

Con este nuevo concepto de redes se aumenta la flexibilidad y la escalabilidad, al tiempo que encajan perfectamente con otras tendencias actuales como son el Cloud Computing, los modernos centros de datos, la virtualización y la automatización.

SDN posibilita la provisión bajo demanda  de los servicios de red y responde, también bajo demanda, a las solicitudes de recursos de las aplicaciones.

3.-Computación de alta densidad.

Los entornos compartidos y multiusuario son los más solicitados a los Data Center en la actualidad y ello se debe a una cuestión de eficiencia de los recursos. La computación de alta densidad brinda la posibilidad de entregar millones de IOPS y cientos de terabytes de almacenamiento flash para cargas de trabajo claves distribuidas en la Nube corporativa.

4.-Ancho de banda

Con  más fibra, mejor conectividad  y la capacidad de red se hace posible que los Data Center entreguen  mayores cantidades de datos a más velocidad. El auge de los servicios en WAN también propicia que muchas empresas piensen en el Cloud como la plataforma idónea para sus negocios. Los sistemas híbridos permiten la replicación rápida de datos y la capacidad de continuar con el negocio en caso de que el centro de datos principal dejara de funcionar.

Los cuatro aspectos arriba indicados se convierten en claves para entender los Data Center como pieza fundamental en la recuperación ante desastres.